Introduction

¡Tantos problemas en todo el mundo, tanta opresión y sufrimiento! ¿Qué hacer?

Hay que superar a las élites capitalistas, causantes de muchas de estas desgracias. Teniéndolo casi todo, quieren aún más. No sabemos cómo acabar con esta gran injusticia pero asumimos nuestra parte de responsabilidad. Todo cambio empieza por un@ mism@.

Confederac.ió apoya a quienes actúan por la felicidad común y el amor a la libertad. Promovemos acciones, publicaciones y organizaciones que despiertan conciencias, movilizan personas, refuerzan grupos y conectan redes. Ofrecemos un espacio colaborativo independiente y multilingüe, administrado con software libre de manera voluntaria, sin publicidad ni ánimo de lucro.

Proponemos estos denominadores comunes más allá de etiquetas políticas:

menos ego, más naturaleza

simplicidad - autonomía - cooperación - descentralización

De esta manera queremos ayudar a personas buscando otras personas afines para ayudarnos mutuamente y actuar cada vez con más fuerza.

Para empezar, te proponenos una acción sencilla: mira qué ofrecemosregístrate.

 

Confedérate

Suscríbete a tus temas preferidos y participa al nivel que desees, como persona o colectivo.

Registro / Entrar

Infórmate

Importamos novedades y la comunidad promueve lo que considera más interesante.

Biblioteca

Actúa

Tantos problemas. ¿Qué hacer? Definimos una agenda propia y acciones asumibles.

Acciones

Conecta

Apoyamos a personas, organizaciones y publicaciones que busquen ayuda y conexiones.

Colaboración

Invitación
Motivación
Qué hacer
Apoyo mutuo

Confederac.io es una plataforma para amantes de la libertad. Si necesitas ayuda, pídela. Si tienes propuestas, compártelas. Puedes empezar siguiendo el foro, el resto ya vendrá. Confederac.io es independiente y multilingüe, administrada con software libre de manera voluntaria, sin publicidad ni ánimo de lucro.

¡Tantos problemas en todo el mundo, tanta opresión y sufrimiento! Hay que superar a las élites capitalistas, causantes de muchas de estas desgracias. Teniéndolo casi todo, quieren aún más. No sabemos cómo acabar con esta gran injusticia pero asumimos nuestra responsabilidad. Todo cambio empieza por una misma.

Cuando la impotencia impide actuar, esa impotencia es el primer problema a resolver. Hay que apoyar a quienes actúan por la felicidad común y el amor a la libertad. Desconectar del circo mediático y las redes sociales corporativas. Definir nuestras propias agendas en base a los temas que realmente importan. Sin prisa, sin pausa.

Las soluciones pasan por  redes de apoyo extensas y diversas.  Todo empieza con escuchar a otra persona y comprenderla. Conozcamos a quienes están sufriendo, luchando, experimentando, recuperando, cuidando, construyendo... Conectemos, aprendamos juntas, acordemos acciones y actuemos en sintonía. O simplemente hagámonos sincera compañía.