Apoyar a las cooperativas

Las cooperativas son realidad y esperanza en una economía global marcada por la explotación y la precariedad laboral, los contratos basura y los despidos colectivos, crisis y quiebras, especulación y egoísmo empresarial. Apoyar las cooperativas es apoyar la economía que tanto necesitamos lxs amantes de la libertad.

Si debemos adquirir productos o servicios ofrecidos por varias empresas, consideremos primero las cooperativas. Si queremos iniciar un proyecto profesional, consideremos primero unirnos a una cooperativa o formar una nueva. Si donde vivimos hay cooperativas, conozcámoslas y pensemos cómo podemos apoyarlas y beneficiarnos de ellas.

Las principales diferencias entre las cooperativas y las empresas de tipo capitalista son la propiedad conjunta entre sus integrantes, la adhesión voluntaria y abierta, la gestión democrática y la igualdad de derechos. Como toda empresa, las cooperativas no están exentas de riesgos y problemas. Aún así, la implicación personal de sus miembros y la transparencia interna las hacen muy adecuadas para el aprendizaje y la emancipación de sus integrantes y para resistir los embates económicos en tiempos difíciles.