Compartir imágenes en plataformas independientes comprometidas con la libertad de expresión y la diversidad

La imagen es una herramienta muy potente para construir realidades. Fotografía, vídeo, ilustración, animación son tecnologías claves para propagar y rebatir ideas, para probar y refutar hechos, para imponer culturas y poderes, y para escapar de ellas.

La construcción de agendas propias requiere la creación de imágenes propias y su distribución en canales y medios propios. La delegación o pérdida del control sobre la creación y distribución de imágenes lleva tarde o temprano a estar a merced de agendas ajenas e intereses ajenos. Sin canales mediáticos propios estamos a merced de la propaganda, los filtros y la censura de los canales dominantes y de los poderes que los controlan.

Aunque las tecnologías de creación y distribución de imágenes son más accesibles que nunca, en realidad la propiedad de los canales de producción y difusión audiovisual están más concentrados que nunca, y con ellos el poder de monocultura, filtrado y censura. Debemos promover plataformas independientes y comunitarias comprometidas con la libertad de expresión y la diversidad.

CódigoSur

Somos un colectivo de personas pertenecientes a diferentes movimientos sociales, con el propósito de colaborar con el desarrollo y la socialización de la comunicación, la cultura y las tecnologías libres en América Latina.

Creemos que debe haber un nuevo modelo de producción del saber y una nueva forma de construir la cultura, por eso, como acción política y ética nos proclamamos en contra de la dominación y la privatización de la vida, el conocimiento, la comunicación y la cultura.

Nuestro trabajo se desarrolla por medio de redes de pares y de un modelo descentralizado de gestión. De esta manera, brindamos servicios tecnológicos libres y seguros a organizaciones, movimientos, colectivos y personas que promueven los derechos humanos, la ecología, la comunicación, la tecnología, las libertades individuales y colectivas y los procesos sociales de emancipación. A través de nuestro trabajo diario apoyamos a diversas instituciones y organizaciones sociales involucradas en el desarrollo de su comunidad y radio de acción.

Con sede jurídica en Costa Rica, y un equipo desplegado en diferentes países de América Latina nos articulamos con organizaciones de la región para llevar adelante proyectos y programas que apunten a fomentar la comunicación, el conocimiento y la formación en las diferentes temáticas y áreas específicas que trabajamos.

Para lograrlo, nos apoyamos en los siguientes objetivos específicos:

Generar curiosidad, debate crítico y conocimiento sobre la Cultura Libre y Procomún en América Latina; Fomentar el uso y desarrollo de software libre en América Latina; Proporcionar herramientas digitales colaborativas y seguras para organizaciones, movimientos y colectivos sociales; Visibilizar las iniciativas sobre cultura libre, software libre y procomún existentes en América Latina y otras partes del mundo.

(Extraído de https://codigosur.org/ – QUIÉNES SOMOS )

El Desarmador

La Imilla Hacker

El Desarmador es una iniciativa de La Imilla Hacker. Imilla es la voz quechua/aymara que quiere decir niña o mujer joven. Somos un colectivo de mediactivistas comprometidas con la producción de contenidos alternativos sobre tecnopolítica y sociedad. Emocionalmente hermanadas con los medios libres, alternativos, autónomos o como se llamen.

Estamos interesadas en explorar los puntos de intersección entre la tecnología, la política, y el género. Abriendo las puertas al análisis de varios temas como la privacidad, el anonimato, la vigilancia, la gobernanza de internet, la violencia en línea contra las mujeres, y la lucha en contra del monopolio de la infraestructura de las telecomunicaciones.

Nuestras inquietudes no son apolíticas, por el contrario, venimos hechizadas por pensamientos antiestatales y por impulsos rebeldes. Desde ahí, evitamos lo más posible esta aburrida tendencia a concluir que necesitamos más y mejores gobiernos. Nuestra intención, más bien, es indagar en la autogestión, la sostenibilidad de las comunidades en línea, rescatar espacios de información y comunicación, y crear otros nuevos que se ajusten a nuestras ideas políticas y a nuestras necesidades.

(Extraído de https://eldesarmador.org/pages/acerca-de-nosotras.html )

Aprender a proteger nuestra privacidad

Lxs amantes de la libertad debemos tener algo muy claro: sin privacidad no hay libertad. Si queremos ejercer y disfrutar de nuestra libertad, un factor clave es aprender a proteger nuestra privacidad. El primer paso en esa dirección es ser conscientes de la privacidad que ya nos está siendo invadida, o que estamos regalando por pereza o desconocimiento de causa.

Las personas en posiciones de poder siempre han deseado invadir la privacidad ajena para incrementar su influencia y ventaja. Las tecnologías digitales han dado un vuelco a este viejo problema, incrementando exponencialmente las posibilidades de obtención y procesamiento de datos. Tarjetas de pago, redes sociales, mensajería instantánea, correo electrónico, búsqueda y navegación por Internet, GPS… son tecnologías de clara utilidad que pueden limitar nuestra privacidad y nuestra libertad de múltiples maneras.

Hay conceptos básicos a tener en cuenta como quién puede capturar los datos de nuestras transacciones y qué pueden hacer con ellos. Quién posee los servicios que utilizamos y qué provecho comercial o político pueden obtener con nuestros datos. Si utilizamos servicios controlados por multinacionales y/o gobiernos, qué alternativas existen que sean más personales o sociales, más cercanas a nuestros principios e intereses?