Compartir imágenes en plataformas independientes comprometidas con la libertad de expresión y la diversidad

La imagen es una herramienta muy potente para construir realidades. Fotografía, vídeo, ilustración, animación son tecnologías claves para propagar y rebatir ideas, para probar y refutar hechos, para imponer culturas y poderes, y para escapar de ellas.

La construcción de agendas propias requiere la creación de imágenes propias y su distribución en canales y medios propios. La delegación o pérdida del control sobre la creación y distribución de imágenes lleva tarde o temprano a estar a merced de agendas ajenas e intereses ajenos. Sin canales mediáticos propios estamos a merced de la propaganda, los filtros y la censura de los canales dominantes y de los poderes que los controlan.

Aunque las tecnologías de creación y distribución de imágenes son más accesibles que nunca, en realidad la propiedad de los canales de producción y difusión audiovisual están más concentrados que nunca, y con ellos el poder de monocultura, filtrado y censura. Debemos promover plataformas independientes y comunitarias comprometidas con la libertad de expresión y la diversidad.

La Neurosis o Las Barricadas Editorial

“La Neurosis o las Barricadas” es una editorial anarquista fundada en 2012 en la Península Ibérica. Su objetivo fundamental es difundir las ideas y las iniciativas libertarias en todos los campos posibles. La editorial fundamenta su trabajo en la actividad militante, lo que quiere decir que ninguno de sus miembros vive de la actividad de publicar libros y que el beneficio que pudiera obtenerse de la venta de libros revierte en la propia editorial o en la solidaridad con otros proyectos. Esto también tiene implicaciones en su distribución, pues los libros de La Neurosis pueden encontrarse en una red extensa de asociaciones, librerías cooperativas, sindicatos… No encontrarás un libro de la editorial en espacios comerciales donde rija la explotación laboral.

El catálogo de la editorial, hasta el momento, está formado por folletos (Minianarquismos), libros de bolsillo (LMentales) y ensayos. Tanto el catálogo como los puntos de venta pueden consultarse en www.laneurosis.net.

Tierra y Libertad

Fue en 1888 cuando se editó por primera vez un periódico anarquista con el título de Tierra y libertad. El nombre se tomó del movimiento populista ruso homónimo, por resumir el anhelo de los desheredados del mundo. De aparición quincenal, el periódico se mantuvo un año. Tras este periodo desapareció para reaparecer diez años después como suplemento de La Revista Blanca, convirtiéndose en semanario dos años después. Fue diario durante la segunda mitad de 1903. La Dictadura de Primo de Rivera lo suprimió en 1923 junto al resto de la prensa libertaria. En 1930 volvió a aparecer como semanario, editado por la Federación Anarquista Ibérica (FAI), siendo diario en los años de la Revolución Española (1936-39).
Tras la victoria fascista, siguió publicándose clandestinamente, sin periodicidad fija, sirviendo como vehículo de esperanza del movimiento libertario. Paralelamente, en México los exiliados anarquistas españoles publican un periódico mensual con idéntica cabecera, con un claro llamamiento a todos los defraudados por esa Revolución Mexicana que, al grito de ¡Tierra y libertad! se alzó contra la opresión, siendo traicionada por una camarilla demagógica que se ha enseñoreó del país a sus expensas.
En España, en 1977, con la reorganización libertaria tras la muerte de Franco, los grupos de la FAI deciden volver a editar Tierra y libertad mensualmente. Este periódico es la cabecera decana de la prensa libertaria en lengua castellana y una de las más antiguas del mundo.

Apoyar a las cooperativas

Las cooperativas son realidad y esperanza en una economía global marcada por la explotación y la precariedad laboral, los contratos basura y los despidos colectivos, crisis y quiebras, especulación y egoísmo empresarial. Apoyar las cooperativas es apoyar la economía que tanto necesitamos lxs amantes de la libertad.

Si debemos adquirir productos o servicios ofrecidos por varias empresas, consideremos primero las cooperativas. Si queremos iniciar un proyecto profesional, consideremos primero unirnos a una cooperativa o formar una nueva. Si donde vivimos hay cooperativas, conozcámoslas y pensemos cómo podemos apoyarlas y beneficiarnos de ellas.

Las principales diferencias entre las cooperativas y las empresas de tipo capitalista son la propiedad conjunta entre sus integrantes, la adhesión voluntaria y abierta, la gestión democrática y la igualdad de derechos. Como toda empresa, las cooperativas no están exentas de riesgos y problemas. Aún así, la implicación personal de sus miembros y la transparencia interna las hacen muy adecuadas para el aprendizaje y la emancipación de sus integrantes y para resistir los embates económicos en tiempos difíciles.

Respetar y ejercer la voluntad de autodeterminación de las sociedades

El único Estado aceptable es el que está al servicio de las personas que representa. Por tanto, los únicos estados aceptables son los que obedecen a las voluntades de las personas que los legitiman en el tiempo y el espacio. Como toda organización humana, los estados pueden ser creados, modificados, divididos, clausurados… En los estados no hay nada inmanente o permanente que les otorgue un carácter intocable o perpetuo.

Los estados actuales son el resultado de guerras, robos, compraventas, tráfico de influencias, matrimonios concertados y demás maniobras de minorías ansiosas por dominar mayorías. Otras justificaciones incluyen conceptos abstractos y fácilmente manipulables como los mitos históricos, la tradición, la nación, el derecho, la seguridad… Estas razones de estado no pueden tener más peso que la voluntad de autodeterminación de las personas que participan en una sociedad ahora y aquí.

Un punto clave es la interpretación de la voluntad de una sociedad, factor no exento de riesgos de ataque y manipulación. Nuevas minorías pueden influenciar a nuevas mayorías por su propio interés. Otros estados y otras corporaciones pueden ejercer sus influencias también. Simplicidad, autonomía, cooperación y descentralización son los mejores baremos para medir las voluntades sociales, por ejemplo articulando consultas y procesos de autodeterminación a nivel de municipios y barrios, ahí donde las opiniones y decisiones de la mayoría de las personas pueden tener más peso.

Ateneo Cooperativo Nosaltres

Agruparnos

El agrupamiento es una acción básica para amantes de la libertad. La autonomía personal y la introspección son muy saludables, pero es mejor complementarlas con la cooperación y las vivencias conjuntas. La soledad escogida es un disfrute, la soledad involuntaria es una tortura silenciosa.

El capitalismo y el estado autoritario funcionan mucho mejor con personas cautivas en su soledad, que busquen satisfacción y seguridad a través de sus productos comerciales y  su cobertura mediática. Pero nada proporciona mejor satisfacción y seguridad que las conexiones sanas y sólidas con grupos familiares, de amistad, de trabajo, de afinidad…

Cultivar vínculos en grupos diversos da buenos frutos. En los buenos tiempos podremos aportar y compartir. Cuando el temporal arrecie es en estos grupos donde encontraremos el mejor cobijo.

No nos dejemos arrastrar a la soledad por la rutina capitalista que

Free Software Foundation Europe (FSFE)

Las personas de la Fundación del Software Libre de Europa (FSFE) nos vemos como europeos de diferentes culturas con el objetivo común de cooperar entre culturas y desarrollar una cultura común de cooperación desde un nivel regional hasta uno global.

Formamos una organización y red no gubernamental sin ánimo de lucro que en sí misma es parte de una red global de personas con objetivos y visiones comunes. No representamos a nadie más que a nosotros mismos y a nuestro trabajo. Nuestro trabajo y dedicación frecuente a la libertad en todos los aspectos de la sociedad digital es lo que nos define.

Al crecer cada día más rápidamente la comunidad del Software Libre, se hace más importante mantener saludable, sólida y viva la visión del Software Libre. En algunos casos, el creciente interés político en las cuestiones que nos ocupan también crea el deseo de instrumentarlas para servir intereses personales particulares sin tener en cuenta los efectos a medio y largo plazo.

Por ello, el componente central de nuestro trabajo consiste en mantener fuerte, segura y libre de intereses particulares la base legal, política, y social del Software Libre. Ello requiere una comprensión profunda del Software Libre y aspectos relacionados. Por encima de todo requiere estar principalmente comprometido con la visión de largo plazo.

Comprendemos que a menudo esto significa tener que aceptar desventajas a corto o medio plazo para permanecer fieles a nuestros principios, que pueden ser duros de comunicar, y ocasionalmente incluso impopulares.

Principios

Nos sentimos fuertemente comprometidos con los principios de democracia, transparencia, pluralismo, consistencia, confiabilidad y concentración.

A la luz de las sustanciales responsabilidades legales y de la necesidad de mantener la decisión incluso en momento difíciles, nuestra estructura pretende instrumentar los principios señalados lo mejor posible.

(Extraido de https://fsfe.org/about/principles.es.html )

Cubrir las necesidades informáticas de las instituciones públicas con software libre

El software pagado con dinero público debe ser también código público, software libre.

Motivaciones:

  • Ahorro de impuestos. Aplicaciones similares no tienen que ser programadas desde cero una y otra vez.
  • Colaboración. Los esfuerzos en grandes proyectos se pueden compartir, con lo que se gana experiencia y se reducen costos.
  • Accesible a todxs. Las aplicaciones pagadas por la ciudadanía deben estar disponibles para todxs.
  • Estimular la innovación. Con procesos transparentes lxs otrxs no tienen que reinventar la rueda.

El Software Libre da a todxs el derecho a usar, estudiar, compartir y mejorar el software. En estos derechos se fundan otras libertades fundamentales como la libertad de expresión, de prensa y el derecho a la privacidad.

(Adaptación de https://publiccode.eu/es/ )

Utilizar software libre

Conocer la oferta de software libre es una buena acción para amantes de la libertad. Es posible utilizar software libre en ordenadores, móviles y más. Es posible hacer una transición paulatina de software propietario a software libre, acorde con las necesidades y conocimientos técnicos de cada cual. La comunidad del software libre es muy amplia, e incluye muchos proyectos y colectivos que ayudan a personas y organizaciones a liberarse del software propietario y sus cadenas.

Software es la tecnología que permite que ordenadores, móviles y muchos otros dispositivos electrónicos funcionen. Software libre es un tipo de software que presenta estas características:

  • libertad de uso
  • libertad de estudio del código fuente
  • libertad de distribución de copias
  • libertad de modificación y mejora

Estas libertades garantizan que el software libre sea creado y utilizado como un bien común. Gracias a Internet, los costes relacionados con el uso y distribución de software libre son ínfimos. El hecho de que el código que configura estos programas sea público permite evaluar su efectividad protegiendo la privacidad y seguridad de las personas que lo utilizan.

El hecho de que el código fuente sea público también optimiza sus costes de desarrollo y mejora, promoviendo la cooperación entre programadorxs y la innovación. Las comunidades de software libre han diseñado sistemas de trabajo altamente eficientes y descentralizados, permitiendo la colaboración entre voluntarixs, organizaciones públicas y privadas hacia objetivos comunes.

Como contraposición al software libre tenemos el software propietario. Éste se caracteriza por ser de pago (aunque también puede ser gratuito y hacer negocio por otras vías), por no ofrecer acceso a su código fuente, por no autorizar la distribución de copias y por tener restricciones técnicas y legales que impiden su modificación. Impulsado por enormes intereses comerciales y políticos, éste el software que a través de publicidad y monopolios llega a la mayoría de usuarixs, quienes en buen medida desconocen que existen alternativas libres para el software propietario que están usando.