Parar el fascismo en la red

Lo que va mal puede ser aún peor

A raíz de la victoria de Bolsonaro en Brasil ha aumentado la presencia del mensaje fascista en la red. La sola noticia de la victoria electoral ha hecho que todos los medios escriban sobre el proyecto fascista de Bolsonaro. Los comentarios, retuits, comparticiones, etc, han multiplicado mas aún su presencia, porque la red socialmente funciona así.

Si una persona difunde un mensaje y hay algo que motive la interacción la respuesta lógica es que se multiplique su eco por lo menos a 7 personas mas, el ratio que explicó Mark Zuckerberg movía Facebook en sus inicios.

Las versiones nativas de red social ayudaron en este sentido al desarrollo de los movimientos sociales. Facebook y twitter tuvieron bastante culpa del nacimiento del #15M.
Las redes sociales actualmente ya no son ‘puras’, están intervenidas para filtrar, controlar y explotar datos en beneficio de intereses que no son los nuestros. Las Inteligencias Artificiales pueden usar algoritmos para manipular la información y crear FakeNews.

No olvidemos que las IAs se crean usando algoritmos diseñados partiendo de minería de datos en BigData, por tanto se las puede vencer usando tecnología social inversa. Si el ratio de difusión es 1/7 el de censura social es 7/1. Sería muy interesante conocer esos algoritmos para parar el fascismo mediante acciones programadas. No los conocemos… quizás los ingenieros con valores sociales puedan ayudar algo, pero mientras tanto podemos hacer muchas cosas con ingenio social inverso que no requiera de Ingeniería. Con un poco de ingenio humano e inteligencia colectiva se puede vencer a una IA que no es capaz de hacer nada sin nosotros.

Usar la red existente con nuestros propios fines

Veamos el caso de la provocación de VOX y Ciudadanos en Altsasu (Navarra). Organizaron un mitin de dos partidos en competencia que colaboraban en una acción de provocación que permitiera introducir un proceso de odio y división social en una zona muy unida por la injusticia judicial del caso de los jóvenes de Altsasu.

La respuesta ha sido ejemplar:

  • Tocaron las campanas para avisar al pueblo como lo hacían para avisar de la peste,
  • Les plantaron una montaña de mierda en el lugar del mitin,
  • Se prepararon para identificar a los provocadores y evitar cualquier respuesta violenta,
  • Llamaron a concentrarse a toda la población en otro lugar para expresar su rechazo.

El resultado:

  • Se concentraron cuatro gatos. Los líderes fascistas, rodeados de policía y prensa en un lugar vacío, hablaron solo para ellos.
  • El mensaje precocinado ‘respondiendo a las piedras que les habían tirado’, fracasó porque estaban solos.
  • Un provocador fue identificado, retenido pacíficamente y entregado a la policía.
  • La prensa del sistema, lista para ejecutar su parte en la acción fascista, queda sin margen de acción.
  • La población de Altsasu sabe lo sucedido y está preparada para que no vuelvan a intentarlo.
  • La derecha local no se atrevió ni a aparecer.

Han fracasado porque les han aislado socialmente.

Cuando alguien emite un mensaje fascista en la red nuestra tendencia natural es la respuesta negativa, comentario y difusión de su noticia con nuestro comentario esperando que nuestra red social actue igual. El resultado es que el mensaje fascista se multiplica 1/7 por nuestro comentario y así sucesivamente.

Esperanza Aguirre, tecnológicamente bien asesorada, decía ‘No importa que hablen mal de mi…, el caso es que hablen mucho‘. Eso es lo que están haciendo VOX, Ciudadanos y el PP.

Nosotros como humanos que somos hablamos mucho y difundimos su mensaje, igual que el de Bolsonaro, porque en la Pirámide de Maslow la defensa es una prioridad básica. De ésta forma, intentando lo contrario, estamos colaborando a su plan de difusión del fascismo, igual que en el pasado contribuimos a crear el #15M.

Un método de tecnología social inversa

Para detener el mensaje en la red hay que hacer como en Altsasu, aislarles usando la tecnología de esta para que funcione 7/1. ¿Como hacerlo?…
Cuando alguien de nuestra red difunda un mensaje que consideremos fascista podemos informar de que el perfil que lo emite es un portador al que conviene aislar con @prefiltroll X nuestros seguidores sabrán que hay que hacer Unfollow/bloqueo/silenciar de forma que la respuesta nativa 1/ aislará al portador si generar comentarios ni RTs ni compartición alguna de su mensaje.

Para evitar el castigo injusto, venganzas etc solo es preciso fijar en una fuente confiable las normas de referencia:

Elementos que nos permitan identificar claramente y no confundir las FakeNews y provocaciones intencionadas de las personas que simplemente se dejan llevar o están siendo manipuladas.
Contenidos y prácticas que nos permitan educar e informar correctamente sin difundir el mensaje fascista cuando se trate de alguien manipulado.
Simbología y normas a utilizar claras y fáciles de seguir.

Transparencia e inteligencia colectiva para la colaboración

Está demostrado que en la red las buenas prácticas y la información correcta siempre sobrevive y obtiene mejores resultados. De esto pueden contarnos mucho los Community Managers, pues hagámoslo para derrotar a la máquina de manipulación masiva.

Linux, la tecnología Open Source, está triunfando en la red hasta el punto de que su principal opositor Microsoft se ha hecho fan de ella. Quienes tienen mas años recordarán que hicimos los drivers del hardware con tecnología inversa porque los fabricantes no facilitaban la información.

Están usando algoritmos de psicología experimental para ingeniería social. Como cualquier código humano es ‘hackeable‘. Pongamos ‘tecnología Altsasu’ a trabajar como tecnología social inversa contra el fascismo.